descargar

4 de enero de 2013

Subir impuestos, opción de estados para no endeudarse

  El desliz en el precio de la gasolina y el diésel se aplica el segundo sábado de cada mes. foto archivo ee

El incremento de algunas contribuciones, pago de derechos y de algunos gravámenes como el Impuesto Sobre Nómina (ISN), está siendo una opción por algunas haciendas locales para evitar el endeudamiento, lo que en opinión del coordinador de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales (CPFF), Tirso de la Gala, es un acto de valentía. Al mismo tiempo, el representante de los titulares de finanzas y tesorerías de las entidades federativas se pronunció en favor de reducir el subsidio a la gasolina porque afecta a las participaciones federales que reciben los estados y municipios.

Entrevistado por El Economista, comentó que por esa razón los secretarios de finanzas de los estados están analizando la posibilidad de homologar ISN y que se disminuya el subsidio a la gasolina como parte del planteamiento de una reforma fiscal.

Explicó que en el seno de la reunión de la CPFF, se presentó la propuesta para equiparar el gravamen más importante para las haciendas locales, es decir el Impuesto Sobre Nómina.

Lo anterior tiene el fin de igualar las oportunidades de atracción de inversiones hacia las entidades federativas. No se tiene una tasa específica todavía pero podría ser de 2.5% en promedio. Recordó que no es un tema nuevo, pero que ahora cobra relevancia por la situación por la que están pasando algunos estados.

Por eso respaldó la media que tomó Nuevo León de subir el ISN de 2 a 3 por ciento. “Los que han criticado esta decisión se contradicen porque siempre se nos reclama que no se recauda como se debe. Y, hoy, algunos estados están viendo ese tema con valentía en lugar de endeudarse”, estableció.

Consideró que el hecho de que Nuevo León incremente su recaudación por medio de mayores ingresos propios es un tema conveniente.

AFECTA PARTICIPACIONES

En su opinión se está dando una tendencia en donde nadie quiere que se aminoren sus recursos. Rechazó que ajustar el ISN represente una desventaja para captar inversiones y el establecimiento de empresas.

De alguna manera, aseguró, las circunstancias de la infraestructura que brinda el estado pesan más que el nivel del impuesto.

Refirió que el pago que hacen las empresas del Impuesto Sobre Nómina es deducible del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Los estados, mencionó, cobran en promedio 2% por el ISN y representa la principal fuente de recaudación. Pero algunos, como Campeche, tienen una tarifa graduada que puede llegar a 3 por ciento.

Sobre el planteamiento de la propuesta de reforma fiscal dijo que la CPFF está revisando temas como sostener la tasa máxima de 30% del ISR porque es participable y por otro lado reducir el subsidio a gasolinas, se ve como algo positivo porque afecta a las participaciones federales que reciben los estados.

leonor.flores@eleconomista.mx

Fuente: http://eleconomista.com.mx

0 comentarios :

Publicar un comentario

COPIAR EL FRAGMENTO DE CÓDIGO

descargar